Las más potentes alternativas a la baba de caracol


No solo Lain tiene experimentos, como científico de alto nivel es hora de que les enseñe alguna de mis investigaciones y los productos obtenidos gracias a ellas.
Hoy les hablaré de cosmética y del fin de la baba de caracol.

Abróchense los cinturones porque descubrirán mitos sobre la baba de caracol...



La baba que se promociona en la televisión en realidad es la secreción del caracol. La baba solo se utiliza para que el caracol se arrastre suavemente por la superficie y no tiene ninguna otra propiedad, mientras que la secreción de caracol posee una sustancia que ayuda a retardar el envejecimiento cutáneo y reparar nuestra piel, entre otras propiedades.

Una vez sabido esto he probado con diversas babas para demostrar que existen babas que si pueden ayudarnos.
Luego de meses de investigación le presento a las 3 mejores babas para utilizar en cosmética, algunas son más difíciles de conseguir pero Sue las ha probado todas y está encantada.

Empezaremos de la menos potente a la más potente, en el tercer lugar la baba de pegajoso.



Pegajoso es un ser muy interesante que expulsa una baba muy fuerte pero que mancha demasiado y es por eso que se encuentra clasificada en el último lugar de este podio.
Por otra parte su viscosidad no es del agrado de todas, siendo recomendable para el uso masculino.

En la segunda posición una baba potente, de alta regeneración, ideal para las varices, cicatrices y cortes profundos, la baba del queridísimo Grendel.



Grendel nos ofrece una baba digna de los dioses, una transparencia y una viscosidad insuperable, un anti-edad realmente efectivo.

Finalmente, la primer posición es sin dudas para la mejor de todas, una baba capaz de limpiar todas las imperfecciones de la piel, la baba del Alien.



El Alien posee unas proteínas únicas que permiten la regeneración de los tejidos en tiempo record. La baba debe pasar por unos procesos ya que el poder de la misma en crudo podría destrozarle el rostro y dejárselo como el de mi amigo Ben jajaja.

Digan adiós a la mierda de la baba de caracol y aprovéchense de estos fantásticos productos que ya han salido al mercado.

No solo soy buen profe, soy un científico reputado ¿o no?

Reed.