El coleccionista de espejos


Merill Yanagawa (alias Benten) uno de los reclusos más peligrosos de la ciberciudad OEDO (reconvertido ahora en policía de elite), nos ha abierto las puertas de su pomposa residencia para enseñarnos su excepcional colección.

"Desde hace años tengo una particular pasión por verme reflejado en espejos, mi belleza es innegable y mis espejos lo agradecen cada vez que los miro" aseguró Benten mientras nos explicaba la procedencia y año de creación de cada uno de ellos.



La visita ha sido agradable y nos ha regalado muchas perlas en los comentarios de Benten, las más destacadas las añadimos a continuación:
"Este es el espejo que tenía el conde Dracula en su castillo, claro está que no le servía para nada, ha ha ha"
"Aquel espejo que se encuentra sobre la chimenea, me lo regaló mi amiga Priss Asagiri. Lo utilizaba para maquillarse antes de salir al escenario, algunos me confunden con ella, pero yo soy más hermoso, ¿no?"
"Tengo un espejo pequeño con más de 30 aumentos el cual me permite ver la profundidad de mis ojos en su máximo esplendor".
"Este espejo con bordes dorados tiene un compartimiento especial donde guardo el maquillaje y un botoncito que al apretarse lanza fijador de cabello, ¡es una maravilla!"
"Un repartidor rompió uno de mis espejos y se quedo sin cabeza, tengo de recuerdo un fragmento del espejo en mi billetera, ha ha ha".
"He comprado partes de los espejos destrozados en las míticas películas Operación Dragón y Red Sonja, pero esos solo me ven a mi".