El lado oscuro de Luigi


¡Qué susto me ha dado Luigi!
Pese a que estoy bastante acostumbrada a rondinar por alcantarillas (mis amigas las tortugas dan buena cuenta de ello) me he llevado una escalofriante sorpresa en mi encuentro con Luigi y su Wolf Brigade.

La reunión tuvo lugar en las alcantarillas de uno de los barrios más pobres de la ciudad de Tokio y debo admitir que tuve que armarme de mucho valor para llegar al punto preciso del encuentro. Antes de dar con Luigi tuve que mostrar mi autorización a uno de sus "soldados" compañeros de Brigada, lo cual puso las cosas aún más tensas.



Recuerdo escuchar gente corriendo, disparos y algún que otro grito, pero lo cierto es que estaba tan preocupada por el reportaje que no presté demasiada atención a lo que podía suceder a mi alrededor.

Luigi me recibió en una especie de hall central del alcantarillado, el mismo olía menos a putrefacción que las tuberías por donde había transitado, lo cual era de agradecerse.
Mi sorpresa fue mayúscula al ver que Luigi venía hacia mi vestido con una armadura muy intimidatoria y armado hasta los dientes.
Lo primero que hizo fue mirarme y gritar "BUU!" y luego soltar una carcajada al ver mi cara de pánico ¿divertido, eh?

Tenía pensado hablar de los rumores sobre sus preferencias sexuales, pero visto su atuendo y la situación en la que me encontraba decidí escucharlo a el.

"Desde hace tiempo que Mario me tiene en un segundo plano, Mario es el héroe de todos, el que se encarga de limpiar las cloacas de miles de sitios en busca de la princesa, esto se ha acabado, ya no quiero ser el segundón. He decidido formar parte de esta maravillosa brigada y gracias a mi saber actuar he logrado hacerme con la capitanía de la misma.
Poco a poco vamos limpiando la ciudad, barriendo con todas las amenazas que se ocultan en el underground, el trabajo es duro pero es muy gratificante y divertido. Ahora en lugar de una musiquita de feria escuchamos balazos de los buenos. Estoy seguro que con esta nueva imagen haré callar las voces de muchos que dicen cosas que no son sobre mi. Seguramente inducidos por el Mario, pero a ver si un día de estos suelto la lengua y cuento mi verdad.
" aseguró Luigi mientras señalizaba ordenes de comando hacia su equipo que trabajaba arduamente en no se que. Luigi está preparando sus memorias y no resulta descabellado que tenga algunos capítulos dedicados a su ex-compañero.

El reportaje estaba tomando color, pero debido a una explosión de lo que pareció ser una "bomba molotov", uno de sus soldados comenzó a gesticular señalando una de las tuberías. En ese instante, a Luigi le cambió el rostro radicalmente y se dirigió hacia la dirección señalada despidiéndose de mi con un sencillo "It's Luigi time, baby!".

Lo cierto es que me ha quedado una sensación extraña, pero es evidente que Luigi ha tomado una decisión radical para intentar reconducir la imagen pública que actualmente posee.

April.