Revelan el secreto del Arca de la Alianza


Un grupo de investigadores alemanes ha dado con el paradero de la legendaria y mítica Arca de la Alianza y ha descubierto su verdadero propósito y funcionalidad.
Han tenido que pasar cientos de años, incluso miles para que podamos volver a verla, un obra de arte del pasado que nos sorprende cual caja de pandora abierta...

"Tranquilos, no es más que un microondas, je!" soltó graciosamente Otto Von Malparido en la rueda de prensa mientras enseñaba a la famosa Arca dorada situada en un pedestal de mármol blanco.



"Si se fijan bien, aquí en este costado tienen un botoncito que lo hace poner en marcha... el contador esta un poco estropeado pero aún funciona, parece que no podían regular el poder de las ondas y es por eso que se creó una estructura tan resistente como esta" comentaba Otto mientras calentaba unas pizzas para todos los presentes y le daba unos golpecitos para que se mantenga en funcionamiento.

"Hemos detectado un fallo en esta joya de la ingeniería del pasado, el cual la hace ligeramente peligrosa ya que puede ocurrir e el microondas se active con la puerta abierta, lo cuál puede resultar bastante peligroso, y sino que se lo expliquen a mi compañero Dimitri, je!" añadió Otto mientras repartía las porciones de pizza cuatro quesos...


"Otra cosa muy importante es limpiarla muy bien después de cada uso, si no lo hacemos el microondas de la Alianza lanza unas bocanadas de humo espectaculares, la primera vez que lo encendimos pensamos que se trataba de fantasmas o tonterías de esas... ¿se imaginan? je!" continúo Otto mientras masticaba su porción de pizza y le entraba duro a una jarra de cerveza.

Las preguntas no dejaron de sacudir el recinto, figuras de diversas religiones querían interponerse en las declaraciones pero nos remitimos a los hechos. Las pizzas se calentaron de forma espectacular, crujientes y con el queso derretido al punto, según los que participaron en el evento estaban deliciosas.

Finalmente y luego de unas horas de debate y buen comer Otto puntualizó:
"Quiero cerrar está magnífica presentación homenajeando a mis compañeros caídos en acción mientras descubríamos los secretos que ocultaba el Arca de la Alianza".
Dicho eso, se retiró del escenario ante una muchedumbre de aplausos amortiguados por la grasa acumulada en las manos de los catadores de pizza.